Sala de Arte: Daniel de la Guardia
2014
   Viernes
06
JUN
20:30h
Image
Exposición
Sala de Arte: Daniel de la Guardia Inauguración de la Sala de Exposiciones:

Tableau

Clausura: VIERNES, 11 de JULIO

Horario: Lunes a viernes de 10:30 a 14:00 y de 17:30 a 21:30

Organiza: Sección de Arte Ateneo de La Laguna.

Daniel de la Guardia Sánchez. Las Palmas de Gran Canaria, 1992
Actualmente  cuarto curso en el grado de Bellas Artes, itinerario ARTE C por la Universidad de La Laguna. Año 2010.
 
Exposiciones: 

2014: "Breaking News". Galería Manuel Ojeda, Las Palmas de Gran Canaria
                "Art, Inflammation and Me". Bella Center, Copenhague. Dinamarca.
                "Frágil Equilibrio". TEA, Tenerife Espacio de las Artes. Santa Cruz de Tenerife.
2013: "Arteacien", mercado de arte contemporáneo. Sala de arte Fleming. Puerto de la Cruz.
"Pliegue", primer encuentro de autoediciones en Tenerife. Espacio cultural el Tanque, Santa Cruz de Tenerife.
                Pintores pensionados del Palacio de Quintanar. Sala de la Alhóndiga, Segovia. 
                "Nuevas Apariciones / Fantasmagorías". MHA, Museo de Historia y Antropología de Tenerife, Santa Cruz de Tenerife.
                "Conflicto". Ex convento de Santo Domingo, La Laguna.
2012: "El Giro Académico y El Giro de la Academia". Cabrera Pinto, La Laguna. 
                Mercado de arte contemporáneo. Fleming4. Puerto de la Cruz.
                Inauguración Casa de la Juventud. La Orotava.
                "Procesos ll". Sala de arte La Caixa, La Laguna.
                "El Sujeto Fragmentado". La Fonda Medina, Güímar.
​2011: "October". La Rua26. Santa Cruz de Tenerife.
2010: Fundación Caja7 Pedro Modesto Campos. Santa Cruz de Tenerife.
2009: Escuela de Arte y Superior de Diseño Gran Canaria. Las Palmas de Gran Canaria.
2008: Exposición colectiva de alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño Gran Canaria. Las Palmas de Gran Canaria.

Premios y becas:

2013: Tercer premio, concurso de pintura rápida al aire libre. La Orotava, Tenerife. 
Segundo premio en la décima edición de la Bienal de Pintura de Padru " ISOLE". Cerdeña, Italia. 
Artista seleccionado en la décima edición de la Bienal de Pintura de Padru " ISOLE".  Cerdeña, Italia.
Beca pintura de paisaje. Pintores pensionados del Palacio de Quintanar. Real Academia de Hª del Arte de San Quince, Segovia.
2012: Premio mención especial, 7º concurso de pintura rápida al aire libre. La Orotava.

Colecciones: 

Alcázar de Segovia, 2013. Ayuntamiento de Padru, Cerdeña. Italia. 2013.


En un contexto donde las citas pierden autoridad frente a las imágenes y ante sus propios autores, donde se pone en tela de juicio todo lenguaje firme y argumentado bajo la sospecha de que en un futuro pueda volverse en contra de la sociedad. A día de hoy, la idea de referente pierde su voz y autoridad ante una masa ingente de aparentes buenos propósitos en los que solo encontramos discursos y promesas sin cumplir, en palabras de Manuel Borja-Villel, “períodos históricos y geografías se disuelven, y lucen nuevas constelaciones de imágenes que imponen una visión del ser humano como ente eminentemente histórico, dotado de memoria, pero también como ser esquizofrénico, capaz de vivir varias capas de la realidad.” 

Tengo la sensación de que se ha llegado a un punto tal, en el cual esa misma sociedad no quiere ser partícipe de los puntos de vista que ofrece el arte, es más, pienso que el artista ha pasado de no tener veracidad a no ser coherente. En este momento parece no haber más voz que el pueblo, o más bien parece no querer escucharse más voz que la del propio pueblo. Frente a esto, creo que habría que pasar por la mesa mucho de lo que habla de nuestro papel como parte de ese tejido social en el que nos encontramos, habría en este caso que reponer la mesa.

No concibo nuevas propuestas sin pasar por el campo de la investigación, sin poner sobre la mesa parte al menos de aquellas ideas aparentemente consolidadas que como muchas otras no concluyeron en más que un ensayo de prueba- error. Me parece fundamental mirar atrás para buscar nexos en común con lo actual. La historia nos ha legado la interculturalidad como medio de difusión de nuestros propios éxitos y fracasos sin haber llegado a situarlos del todo como posibles campos de acción en el presente, más bien parecemos habernos centrado en superar nuestro propio hándicap. Como citaba anteriormente,“ espacios y tiempos heterogéneos no cesan de encontrarse, confrontarse, cruzarse o amalgamarse”, la estética de archivo, cargada de elementos retóricos, nos permite en este caso determinar un criterio y campos de acción, en los espacios que nos otorga el archivo se encuentran esos nexos entre la historia pasada y la actual.

De este modo me centro en un ámbito de investigación como es el medio pictórico en una época donde la pintura toma consciencia de su papel como lenguaje, un lenguaje coleccionable, que tiene un anverso, que se comercializa, que se mercantiliza. La pintura barroca en este caso, donde el elemento posterior del cuadro empieza a tomar sentido como un elemento dentro del cuadro y que tiene una carga simbólica, en un contexto donde las clases burguesas tenían el control y de cuyos intereses tomaba forma todo aquel archivo pictórico que ha llevado adscrito a su propia naturaleza una visión particular de la historia. Así mismo trato de crear una especie de cruce entre la imagen consolidada y pregnante, frente a un juego de crítica especulativa sobre sí misma, una imagen que se enfrenta a su propio cuestionamiento, entra en duda su carácter mediático.

Puede que haya algo en una esquina, en un cuadro, que va a ser causa de algo que sea la revolución, por ello lo que trata de hacer es buscar las causas de esos efectos. Dentro de una cadena lógica y causal, siempre reverbera algo que falta, siempre hay una ruina de algo que no se ha cumplido, sacando del continuo de la historia, historia de los vencedores y colocando ese fragmento, que no es el protagonista sino un pedazo del protagonista.

El fragmento como herramienta técnica me permite investigar la imagen, trocearla, analizarla como nuevo miembro de un cuerpo incompleto e incluso como miembro para un nuevo cuerpo. Por otro lado, los espacios en blanco y los guiños a aquel archivo pictórico se asemejan a figuras literarias donde se rescatan sinécdoques, elementos que hablan de una parte por el todo dentro de su propia narración. Es un entramado referencial donde se es más condescendiente con todas aquellas anécdotas que facilitan de alguna manera la legibilidad simbólica y estructural de la obra, es en este momento donde se empiezan a organizar las ideas a partir de una colección de imágenes, son puestas en relación favoreciendo conexiones, que generan una reflexión, un dialogo sobre su propio proceso.

Tableau busca de alguna manera, presentar esa misma fragmentación del individuo así mismo pero con aparentes buenos modales, que se transmiten desde lo representado para crear alboroto, una molestia y un eco entre el enfrentamiento metarrelato- consumidor a la espera de que todo esto quiebre por algún lado, de que se produzca una fractura en ese dialogo incluso llegando a interrumpirlo, imposibilitándolo, cruzando a través de distintos estadios en los que ese cuerpo del que hablaba anteriormente tome forma hasta quedar reducido a un simple rastro, una mancha. Una huella que participe por un lado de la posibilidad de generar nuevos campos de acción, teniendo como premisa básica la de partir cuestionando lo anteriormente propuesto como medio de posicionamiento ante eso que nos atañe y que de forma sigilosa produce cambios en sí mismo, y que por otro lado ahuyente formas de diálogo que desestimen el carácter contingente dentro de la investigación artística, en un medio donde no existen afirmaciones tajantes ni vías de acceso definidas ante los problemas que constantemente nos plantea.